CESAVE CHIAPAS

Moscas de la Fruta

Campaña Fitosanitaria

Anastrepha spp.

En el cultivo de mango, en Chiapas se tienen sembradas alrededor de 38,622 hectáreas con un rendimiento promedio de 7.5 ton/ha (SIAP, 2019), las moscas de la fruta representan el principal problema fitosanitario, ya que reducen notablemente la producción y limitan su comercialización en los mercados nacionales e internacionales; derivado a este problema, la Campaña Nacional contra Moscas de la Fruta (CNMF) deberá de seguir operando para garantizar la calidad de los productos, tanto de mango como de ciruela, al reducir considerablemente la infestación de frutos, con lo que se beneficia económica y socialmente a familias de 27 municipios de 5 Regiones económicas de Chiapas que viven en el sector de producción rural atendiendo alrededor de 40,972.56 hectáreas; de las cuales alrededor de 12,200 ha participan todos los años como huertos liberados para enviar fruta a los mercados internacionales como Estados Unidos, Canadá y Europa.

Así mismo, se continuará protegiendo los 1,400 Km2 de Zona de Baja Prevalencia de la Región sureste del Municipio de Tonalá, declarado mediante Diario Oficial de la federación en agosto del año 2015, y el resto de los 27 municipios que se encuentran como Zona Bajo Control Fitosanitario. La CNCMF en Chiapas se desarrolla en 27 municipios, distribuidos en 5 regiones económicas, benficiando a dos grandes grupos agrícolas como son productores de Mango y Ciruela, las superficies cultivadas con estos dos cultivos suman 37,465.36; de las cuales alrededor de 17,217.86 hectáreas participan todos los años como huertos liberados para enviar fruta a los mercados internacinales como Estados Unidos, Canadá y Europa.

  • Conservar como Zona de Baja Prevalencia la Región Sureste del Municipio de Tonalá con una superficie de 1,400 km2.

  • Proteger la cosecha en 38,565. ha cultivadas de mango y 2,421.90 ha con ciruela en los municipios de Tonalá, Pijijiapan, Mapastepec, Acapetahua, Acacoyagua, Chiapa de Corzo, Escuintla, Villa Comaltitlán, Huixtla, Tuzantán, Huehuetan, Mazatán, Tapachula, Tuxtla Chico, Metapa de Domínguez, Frontera Hidalgo, Suchiate, Villa Corzo, Villaflores, La Concordia, Acala, Chiapilla, Totolapa, San Lucas, Frontera Comalapa, Chicomuselo y La Trinitaria en el estado de Chiapas.
  • NOM-023-FITO-1995, Por la que se establece la Campaña Nacional contra Moscas de la fruta.

    NOM-075-FITO-1997, Por la que se establecen los requisitos y especificaciones fitosanitarias para la movilización de frutos hospederos de moscas de la fruta.

    Las acciones se realizarán conforme a lo establecido en la NOM-023-FITO-1995, Por la que se establece la Campaña Nacional contra Moscas de la Fruta y en los Manuales Técnicos de la Campaña Nacional contra Moscas de la Fruta.

  • Trampeo
  • Una ruta de trampeo se realizará en un día de trabajo, tomando en cuenta las condiciones del área de trabajo para lo cual la red de trampeo consta de 45 rutas y 1,424 trampas instaladas cebadas con pastillas pallets y proteína hidrolizada las cuales se revisarán cada 7 días, los especímenes capturados serán entregados en el laboratorio de identificación para conocer que especie está presente en la zona.

  • Muestreo
  • Es un método de detección que nos permitirá detectar la presencia de larvas de moscas de la fruta con una meta programada de 8,074 sitios de muestreo e igual mismo número de kilogramos a muestrear y misma cantidad de toma de muestra esta acción se realizará de una manera coordinada para la toma de decisiones en los programas de control. El muestreo se efectuará tomando en cuenta todos los frutos hospedantes de moscas de la fruta presentes en la zona de trabajo durante todo el año y bajo cualquier condición ecológica. La base fundamental de la actividad de muestreo de frutos es conocer la vegetación local, biología y hábitos de las moscas de la fruta.

    Un aspecto importante para seleccionar el fruto está relacionado con el grado de madurez del mismo y su condición de soleado o sombrado según sea el caso de verano o invierno en climas templados o extremosos. En el caso de fruta caída, se seleccionan frutos que presenten síntomas de haber caído recientemente. Es importante que sean de un mismo hospedante.

    El volumen de la muestra será variable, depende del tamaño y disponibilidad del fruto colectado. Su magnitud puede variar desde 0.5 kg., para frutos pequeños y hasta 5 o más kg. en frutos de gran tamaño. Para frutos de tamaño medio, las muestras son de 1.5 a3 kg. y de 8 a 15 frutos en promedio.

  • Control Químico
  • Dentro de la estrategia de manejo integrado de moscas de la fruta, el control químico es una alternativa de manejo, en este sentido este método debe basarse en criterios técnicos que indiquen el momento oportuno para realizarlo. Para lo cual en la planificación de esta actividad se cuenta con brigadas de dos personas para lo cual la meta programada en esta acción es de 40,950 hectáreas de aplicación terrestre con un volumen de 409,500 litros de mezcla de aplicación terrestre, así también se instalarán 23,000 estaciones cebo y 30,000 recebo de estaciones.

    En zonas accesibles y planas se usan equipos montados en los vehículos y para las áreas irregulares o accidentadas se realiza con aspersoras de mochila. Las aspersiones se realizaran con una frecuencia de 7 a 10 días, la aspersión se realizara en un radio de 50 metros alrededor de la captura, dirigido únicamente a hospedantes de la plaga, el procedimiento de aspersión será por medio de chisguetes dirigido al follaje de los árboles, de la parte media a la parte alta de la copa, la forma de realizar la aplicación dependerá de la distribución y densidad de los hospedantes, en hospedantes continuos se debe de realizar en zig - zag; mientras que en hospedantes aislados o dispersos se realizara en todos los arboles utilizando mezcla de malation+proteína+agua. Utilizando una dosis de 10 litros por ha o de 150 - 350 ml de mezcla/árbol.

  • Control Mecánico
  • Esta acción se hace cuando se haya detectado larvas sé dará prioridad a la recolección de toda la fruta susceptible de estar infestada de las especies hospedantes donde se detectaron estados inmaduros para lo cual la meta programada es de 425,350 kilos de fruta a destruir. Se deberá colectar toda la fruta del suelo y del árbol en la superficie comprendida dentro de un radio de 50 a 250 metros alrededor de detección de la plaga. De no ser posible la recolección de la totalidad de la fruta, se colectará preferentemente toda la fruta del suelo y la que esté madura a fin de proceder a su destrucción.

    Al trasladar la fruta hacia la fosa de destrucción, se debe introducir en los costales o contenedores cerrados, ya que si se transporta sin protección existe el riesgo de que las larvas de la plaga salgan de los frutos y puedan alcanzar el suelo para proseguir con su desarrollo. Para destruir la fruta deberá ser enterrada, a por lo menos 50 cm de profundidad aplicando una capa de cal, esto considerando que a esta profundidad los adultos no logran emerger. En casos de fosas grandes, en cada depósito de fruta realizado, se aplicará una capa de cal cubriendo la totalidad de los frutos, se aplicará la capa de tierra hasta que la fosa alcance su máxima capacidad.

  • Control Biológico
  • Esta acción se llevará a cabo en 3,600 hectáreas y se liberara 104,000,000 se realizará la liberación del parasitoide Diachamimorpha longicaudata a fin de que los individuos liberados reduzcan las poblaciones de moscas silvestres y en consecuencia se evite que la plaga se multiplique e invada áreas de hospederos comerciales, para ellos las liberaciones se realizan en lugares de difícil acceso para implementar acciones de control químico terrestre o de control mecánico, áreas marginales con hospederos silvestres donde los productores difícilmente implementaran acciones de control, áreas y estaciones del año con altas precipitaciones, en donde sería poco eficiente un control químico terrestre, áreas urbanas cercanas a huertos comerciales, huertos de traspatio, huertos comerciales abandonados y en huertos que al final de la cosecha no se realiza ningún tipo de control. Y esto se realiza cuando derivado del muestreo se detecten las larvas de 3 instar.

  • Control Autocida
  • El empleo de los insectos para combatir a su misma especie aprovechando sus cópulas, constituye el control autocida. La cría, esterilización y liberación masiva, son los elementos fundamentales de la Campaña para alcanzar la erradicación de las moscas de la fruta. Los insectos estériles liberados compiten por aparearse con los insectos silvestres, produciéndose cópulas estériles. Cuando los apareamientos estériles exceden a los fértiles, la población silvestre fértil disminuye de generación en generación hasta desaparecer. Para el caso de esta acción se libera la especie Anastrepha ludens cepa Tapachula 7. Esta es una cepa sexada genéticamente. Se caracteriza por que la gran mayoría de las hembras presentan una coloración más oscura que los machos, lo cual permite separar los insectos de acuerdo a su sexo en etapa de pupa en un polígono con una superficie de 18,750 hectáreas y 884 millones de moscas estériles en una densidad de 800 moscas por ha, esta actividad se realizara de forma semanal vía aérea.

  • Supervisión y evaluación
  • Se realiza para verificar que las acciones se llevan a cabo de acuerdo con lo establecido en la estrategia operativa, el Programa de Trabajo Integral autorizado por la Dirección General de Sanidad Vegetal y en Reglas de Operación del Programa de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural vigentes, así como para detectar áreas de mejora que permitan el cumplimiento de los objetivos planteados para lo cual la meta planteada es de 84 supervisiones y 89 control de calidad. Finalmente, se llevará a cabo una evaluación del programa al cierre del ejercicio 2021.

    En el Estado de Chiapas, la actividad agrícola de la zona Costa y Soconusco, depende principalmente del cultivo del Mango; esto debido a su alto valor económico, a la superficie cosechada y establecida con este cultivo y a los volúmenes de producción que se comercializan dentro del país y a mercados de exportación, generando divisas debido a los volúmenes de fruta que se exporta; beneficiando a un gran número de productores.

    Las moscas de la fruta representan el principal problema fitosanitario de la fruticultura, ya que reducen notablemente la producción frutícola y limitan su comercialización en los mercados nacionales e internacionales y esto provoca que cada año se rechacen volúmenes de fruta por presencia de la plaga; en la temporada de producción 2020, el mango se vio afectado por la detección de larvas de moscas de la fruta en los embarques de mango que ingresaban a las diferentes empacadoras de exportación, sin embargo gracias al Manejo Integrado de Moscas de la Fruta se lograron exportar 22,818.72 toneladas.

    Con las actividades del programa de Moscas de la Fruta, se pretende conservar el estatus fitosanitario de zona de baja prevalencia, así mismo, proteger la producción de 37,486.27 has de cultivo de mango y ciruela, establecidos en la Zona Bajo Control Fitosanitario, evitando pérdidas importantes en la economía del sector agrícola del estado de Chiapas y que se siga generando fuentes de empleo.


    CESAVE CHIAPAS